El envejecimiento de la población puede aumentar un 25% la prevalencia de insuficiencia cardiaca en 2030

Más de un centenar y medio de pacientes y cardiólogos se han unido esta mañana en la Plaza España de Sevilla para representar, entre todos, un gigante corazón con motivo de la presentación del nuevo programa de pacientes de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC), “Mimocardio”, que en su segunda fase estará centrado en mejorar la atención y el abordaje del paciente con insuficiencia cardiaca (IC).

El encuentro se ha llevado a cabo en el marco de la Reunión Anual de la Sección de Insuficiencia Cardiaca (IC) y Trasplante de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que se celebra desde hoy hasta el próximo sábado 24 de mayo en Sevilla y que este año se ha hecho coincidir con la celebración del Heart Failure Congress 2015, el congreso de insuficiencia cardiaca de la European Society of Cardiology, donde se darán cita los mayores expertos europeos especializados en el tratamiento de esta patología crónica para mejorar el manejo de estos pacientes.

Al mural humano de esta mañana también ha asistido Dña. Mª Dolores Pablo-Blanco Oliden, Delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación del Ayuntamiento de Sevilla.

“Hemos organizado este acto con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la magnitud que esta adquiriendo esta enfermedad que se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pública de nuestro país por su elevada incidencia, morbilidad, mortalidad y su gran prevalencia”, explica la Dra. Almudena Castro como directora del proyecto Mimocardio.

Y es que la IC es una grave enfermedad que se produce cuando hay un desequilibrio entre la capacidad del corazón para bombear sangre y las necesidades del propio organismo; “por ello, uno de los primeros síntomas que experimentan los pacientes es la falta de aire y la dificultad al respirar”, aclara la Dra. Castro; quien añade que, “la insuficiencia cardiaca está además asociada a una alta morbilidad, debido a complicaciones relacionadas como el desarrollo de arritmias cardiacas mortales, el fallo de órganos vitales como el hígado o el riñón, o la formación de coágulos que pueden desembocar en una embolia de pulmón o un ictus”.

Actualmente, un 6,8% de la población española mayor de 45 años sufre insuficiencia cardiaca, lo que representa un total de 1.320.376 personas, y su incidencia aumenta con la edad llegando a afectar entre un 15 y un 20% de los mayores de 85 años. Además, según la Sociedad Europea de Cardiología, se prevé que esta prevalencia se incremente hasta un 25% de aquí al 2030 como causa directa del envejecimiento de la población y el aumento de los factores de riesgo.

La IC es la causa más frecuente de hospitalización en nuestro país en mayores de 65 años. De hecho, y según el Registro de altas - CMBD del Instituto de Información Sanitaria del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, esta patología causa cada año más de 100.000 ingresos. En este sentido el Dr. Domingo Marzal, coordinador del proyecto Mimocardio en Insuficiencia Cardiaca, indica que, “se ha calculado que el paciente que presenta una agudización está ingresado en el hospital entre siete y diez días, lo que representa una media de 4.900€ por cada hospitalización”, y añade que, “esta gran carga asistencial, provoca al mismo tiempo que los costes originados por esta enfermedad sean similares o incluso superiores a los que produce el cáncer, ya que se calcula que cerca del 70% del gasto que supone esta patología está directamente asociado a las hospitalizaciones”.

Se trata de una enfermedad que, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el 2013 la IC se cobró la vida de 16.888 personas (10.752 mujeres y 6.136 hombres), posicionándose como tercera causa de muerte entre las enfermedades cardiovasculares, detrás de las cerebrovasculares y otras enfermedades del corazón. “Por este motivo organizamos este evento, no solo para concienciar a la población en general, sino sobre todo a los propios pacientes; ofreciéndoles el máximo de información sobre la enfermedad con la finalidad de convertirles en los verdaderos protagonistas de su evolución”, destaca la Dra. Almudena Castro, como máximo responsable del proyecto.
 
Colaboración Mimocardio