Cuáles son los síntomas de un ACV

  • Entumecimiento o debilidad repentina en la cara, los brazos o las piernas.
  • Confusión o dificultad repentina para hablar o entender a los otros.
  • Dificultad repentina para ver con un ojo o con los dos.
  • Dificultad repentina para caminar, mareo o pérdida del equilibrio o la coordinación.
  • Dolor de cabeza fuerte y repentino sin motivo aparente.
  • Pérdida repentina de la fuerza en alguna extremidad, ya sea la pierna, el brazo o ambos.
Colaboración Mimocardio