Colesterol


Uno de los objetivos más importantes para los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio es conseguir que el colesterol en sangre este bajo, por debajo incluso de los niveles considerados aceptables para la población general, lo que evitará que progrese la arteriosclerosis ya existente.

Para reducir el colesterol debemos:

  1. Realizar ejercicio físico
  2. Seguir una dieta baja en grasas saturadas
  3. Iniciar tratamiento farmacológico

Si desea saber más: Fundación española del corazón

El colesterol es uno de los mayores enemigos de las arterias. ( Dibujo de la placa de ateroma)

Esta placa está formada fundamentalmente por colesterol. Por tanto, debemos bajar el colesterol para:

  1. Evitar que la/s placas ya existentes aumenten de tamaño.
  2. Evitar que se formen nuevas placas.

Existen diferentes tipos de colesterol:

  1. Malo: LDL. Su control es el más importante para prevenir nuevos episodios cardiovasculares. De hecho el tratamiento que usted toma está destinado para bajar específicamente este tipo de colesterol
  2. Bueno: HDL

    Y Otro tipo de grasas:

  3. Triglicéridos

Si desea saber más: Fundación española del corazón

Colaboración Mimocardio